mudanza 2

Pau me espera para hacer mudanza porque si no me pone presión parece ser que nunca la haré. No entiendo porque él tiene interés en que termine esa mudanza, pero agradezco que alguien me “obligue” y me ayude a hacerla. Los ferrocarriles estan averiados por lluvia pero él viene con su moto para aydarme a transportar las cosas.

El piso es en realidad una casa, con un jardín inmenso pero pequeñita en el interior, donde viví con Ios justo después de volver de Madrid. En realidad nunca vivimos ahí, porque ella se fue a vivir con Carles enseguida, y yo me mude al piso de Balmes al cabo de muy poco. Sin embargo, 7 años después, tengo un montón de cosas ahí que siguen intactas. La habitación con las dos camas donde se supone que yo y Ios debíamos dormir. Los marcos con fotos dentro. Mi ropa. Cosas que me he vuelto a comprar más tarde, cosas duplicadas que ahora recupero (un marco dorado, un cinturón rojo…). Muchísimos zapatos. Se eterniza. Y todavia falta la cocina, el comedor, el baño… el patio. Saco cajas y cajas y separo lo que es mío de lo que es de Ios. Pero no termina nunca. Me quede sorprendia de los objetos que podemos acumular sin tan siquiera echarlos de menos después.

Hay una fiesta en el barrio donde esta la casa, y Pau sale a hablar con los vecinos.

 

Yo salgo al patio. Es inmenso. Hay más cosas ahí fuera. Y unos arboles muy bonitos. Y mucho espacio. Empiezo a preguntarme porque quiero irme de aqui. Podria tener un huerto. Y no está muy lejos del centro. Podria vivir aqui.

Luego me digo que es mejor seguir con el plan acordado, ya que tengo muchas cajas ya hechas y un piso en la calle Balmes en el que parece que me gusta vivir (sino, supongo que hubiera pensado en lo de esta casa antes). No hay prisa por irme de la casa, pero Ios dice que ella la quiere tener como “cover” por si algun dia tiene que vivir en ella (la casa es de su madre).  Pero ya empezé la mudanza.

Cuando ya solo me quedan algunos zapatos para recoger (tengo muchos en esa casa) me doy cuenta de que estoy muuuy cansada. Empiezo a equiovcarme y a hacer viajes en vano en donde esta Pau y cuando llego ahí, me he equivocado de zapataos y esos no son míos y tengo que volver atrás. Decido que ya es suficiente, esta anocheciendo, un ultimo esfuerzo y lo termino. Miro a mi alrededor por ultima vez: los niños jugando en mi patio, los vecinos cenando juntos, mi médico de cabecera. Parecen todos muy contentos y parece que me echaran de menos (nose porqué, nunca viví ahí).

Cuando vuelvo donde esta Pau, ya esta encima de la moto, justo se iba, me dice. Le digo que ya terminé, qeu podemos irnos juntos. Quedamos encima de la colina del pueblo, él ira por al carretera en moto y yo por el camino.

Cuando llego arriba (me he perdido un poco), Pau está sentado en un banco con una chica. Parece que le gusta. Yo le digo que no se preocupe, que me doy una vuelta.

Subo un poco más arriba, hay un puente, miro el agua y está muy quieta y brilla por el reflejo de la luna y hay muchas flores en las casas vecinas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: