New York

Finalmente voy a New York. Paseo por las plazas y nos sentamos tomar un batido de 4 dólares en un bar con terraza. No hay casi nadie por la calle, a estas épocas del año la gente esta trabajando. No hace frío ni calor. Me levanto de la terraza y paseo por la plaza llena de adoquines de Nueva York y pienso que finalmente estoy ahí y tengo ganas de llorar de la emoción.

C se empieza a poner pesada  y B le sigue la corriente y yo me aburro en este bar, y me huelo catástrofe y que me pondré de los nervios. Entonces me levantó, les digo que me voy a descubrir New York por mi cuenta, y que los veo en 3 días.

Paseo un rato más y a medida de que me voy alejando de esa plaza me doy cuenta de New York no es más que un barrio dentro de Barcelona, al que nunca había ido antes. Pienso porque no me habré mudado ahí antes, si tantas ganas tenía de ir. esto de descubrir que New York forma parte de Barcelon, por un lado es un bajón, pero por otro pienso que podré ir ahí cuando quiera.

Al salir ya al siguiente barrio de Barcelona, me encuentro dos tumbas muy antiguas, como en forma de sarcófago de piedra. Alrededor de ellas, dos amigas han hechoun hoyo. Con un pescado crudo miden al profundiad del hoy hasta llegar a los huesos o restos humanos que hay debajo, con propósitos arqueológicos (creo).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: