Olvido

Después de tanto tiempo nos vamos a la cama. Es raro, ya casi no recordaba como es irme a la cama con él, pero enseguida lo recuerdo y recuerdo que me gustaba mucho (al principio). Pienso que no sé si debería, bla bla bla, pero al fina supongo que tenía ganas porque me gusta bastante. De repente para en seco. “Me he olvidado la cámara de fotos en casa de un amigo”. Joder. Joder. Yo le digo: “No la puedes ir a buscar después?”. Duda medio segundo, pero me dice que no. Ok. Fin. Bueno quizá sea mejor así, sin que la sangre llegue al río. Que mierda de consuelo. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: