archivo

Archivos Mensuales: enero 2013

Llego tarde a la fiesta, pero es que por el camino me he parado a mirar el agua del lago. Cuando llego Vinyet va vestida de Chrishler, y yo de otro edifcio berlinés (El sony center? El museo de la Bauhaus?). 
Más tarde cuando mire las fotos de esa fiesta, veré a Vinyet, y no sabré si en realidad era yo, o era ella, porque nos parecemos mucho. 

Pienso en eso mientras me meto en el agua, con un palo muy largo, para poder tocar la isla más grande y apoyarme en ella para no morir ahogada. Image

Anuncios

Vuelvo a la casa donde había trabajado hace mucho tiempo, como babystitter. La casa está encima de una colinita y en el ultimo tramo el camino se hace un poco pesado. El coche dese el ultimo sueño me ha dejado al pie de la colina y solo tengo que hacer el ultimo tramo andando. Llego arriba, y entro por el jardin. No veo a nadie, solo unas mesitas, como si hubiera un mercado de cosas usadas en frente de la casa. Las miro: hay cortinas, cosas ceramicas para quemar incienso pero muy clásicas, tapizes de una lana muy gruesa… hay un libro muy grande abierto por una pagina con un escudo familiar (aunque parece más la bandera de Catalunya) hecho de tela. 

Sale alguien a recibirme, es una amiga mia, la casa es de sus padres. Hacia tiempo que no la veia. Dentro oigo su padre hablar muy alto. Este hombre siempre habia sido un poco extravagante pero me caía bien. También oigo la madre gritarle al padre y también a la criada. Me acuerdo también de la criada. La madre y el padre nunca se llevaron bien, pero nunca se divorciaron. Simplemente viven vidas separadas en esta casa enorme. Espero que salgan, no quiero interrumpirlos. 

Doy una vuelta más por el patio, veo a una babysitter nueva con la ultima hija que han tenido. (siguen teniendo hijos, eso si, por lo que veo). Mi amiga me llama, me dice que vaya hacia donde esta ella. Voy. Estan comiendo queso a lonchas. Le digo que me meo. Me enseña donde estan los baños del servicio. Voy. 

No lo recordaba, los baños del servicio son un asco. Muy muy sucios. No puedo mear aqui, es impossible. 

Al salir del baño sale mi padre con un amigo. Me dicen que me dan un trabajo los fines de semana y quizá en verano. Bien! pienso yo… aunque hay un pero: los baños. 

Estoy apurando las últimas horas en la ciudad. Tengo que coger el avión sobre las 7. He olvidado el reloj en casa i el billete del avión con la hora también en casa, pero recuerdo que salía sobre las 7.50 de la tarde. Tengo tiempo para un último paseo. 

Cuando llego a casa para hacer la maleta veo que el avión sale a las 19.37. Mierda. Són las 19.00. Hago la maleta muy deprisa, tiro la ropa, los zapatos… pienso que lo que no ponga ya lo compraré ahí, pero es mejor que meta cosas que abriguen mucho porque ahí hace un frío que te cagas. Mi madre me mira hacer la maleta, a mi se me escapa la risa de ir tan a saco, a ella también, que estrés….. pero seguro que llego a tiempo. Que locura de ultima hora. 

Mi madre me dice si quiere que me lleve pero yo le digo que mejor voy en metro que es un momento. 

Me pongo en el metro, mierda, no recuerdo si la linea azul hacia conexión con la verde, ahí donde cojo el tren al aeropuerto…… Me meto en la azul, pero no veo el cartel para saber en que dirección va.. Pienso que tengo que estar ahí 15 minutos antes para embarcar… mierda mierda mierda. 

Me meto en cualquier vagón, me encuentro a E y S (creo que han vuelto) hablamos un poco. Me bajo en plaza España (se ve que ahora han puesto ahí las universidades) y no sé si es aquí donde me tenia que bajar. Pregunto a unas chicas. Me dicen que por ahí hay un camino que lleva directo al aeropuerto, que no hace falta que coja el tren. Perfecto. 

Todo esta en cuesta, me cuesta mucho caminar pero tengo que hacer un ultimo esfuerzo o no llegaré. Cuando llego arriba del todo de la cuesta, le pregunto a una chica por donde es el camino al aeropuerto. Me señala un edificio y me dice que está detrás. Vamos hasta ahí con ella. Veo un paso muy bonito, con arboles arreglados a lado y lado, pero que es muy largo, no veo el final. Ella me dice que ese es. Le pregunto cuanto tardo. Me contesta que unas 4 o 5 horas pero que el camino es precioso. 

Sé que no llegaré. Me pongo a llorar, y me vuelvo a casa. 

Me he gastado mucho dinero en un billete que no utilizaré y en un viaje que me hacia mucha ilusión. Me paso llorando de impotencia el resto del sueño. 

En esta casa inmensa, preciosa, donde viven los dos hermanos, que ya casi tienen más de 60 años y su  madre, que tiene como 90; hay muchos libros.

La madre los ha reordeando hoy y ha puesto una nueva colección sobre el estante para que se vea. Se trata de una colección de distintos libros que en realidad son el mismo. La misma historia en diferentes ediciones, i distintos idiomas. Es la historia de un perro que es operado.