Culpa

Creo que he matado a mi padre. Bueno, digo creo para tranquilizarme, de hecho lo sé.

Salíamos del chalet ese blanco, donde pasábamos el verano, le estaba pidiendo algo, un favor. Él me respondió mal, no se que pasó. Sé que pasábamos cerca del parterre con cactus, en la esquina. No había nadie en la calle. Nos peleamos, le empuje. Y creo que ahí paso. No se que hice con el cuerpo, no sé si realmente estaba muerto. No lo sé. No lo recuerdo. Lo que sí que sé es que después de esto tuve una enorme sensación de culpa. Enorme. Y cuando me paro a reflexionar sobre a que se debe, se que és por que le maté. Aunque quizá no lo hice.

Mi madre pregunta que pasó, quien fue, ha hablado con la poli. De momento la policía no me ha preguntado nada, lo cuál es raro, si yo soy su hija y vivía con él en el chalet blanco.

Voy paseando por esta casa increíble (tiene una piscina con un yacuzzi dentro) y no la puedo disfrutar, porque el sentimiento de culpa lo ofusca todo. Camino lenta, pienso que puedo hacer. Intento convencerme de que no fui yo. Pero luego pienso que solo es un juego mental que me hago a mi misma para apaciguar ese sentimiento de culpa.

Después de unos días no puedo más. Necesito contárselo a alguien y ese alguien creo que es mi madre (he pensado antes en mi hermana, pero no me fio de su capacidad de callar). Voy a buscarla a la piscina, se esta bañando en el yacuzzi.

¿Qué pasará cuando se lo diga? Si calla será mi cómplice. Si se lo cuenta a la poli estará culpando a su hija. ¿Y si digo que fue un accidente? ¿Y si digo que fue en defensa propia? Quizá en un juicio me manden 3 años a la prisión si digo eso. Tres años. O toda la vida.

Pienso que es curioso como de repente todo lo que has estudiado, trabajado, soñado, pensado se queda en nada porque tienes que ir a la prisión. ¿Puedes estudiar en la prisión? ¿Puedes seguir creando?

Antes de contar nada decido probar el agua de la piscina. Es marzo, estará helada.

Pero de hecho no lo está.

Anuncios
1 comentario
  1. Mar dijo:

    ¡Qué freudiano! Con el antecedente de aquel disfraz de carnavales del año pasado, sólo te faltaba un momento Norman Bates.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: