Bus

Te llevo a mi pueblo y vamos en autobús. Durante el viaje hablamos un poco. Es de día, hay más gente el autobús que también van a mi pueblo. Quizá es verano.  En la parada antes de la que nos bajamos, las dos chicas de los asientos de al lado se levantan para bajar. Una de ellas te mira, me mira, y me dice: no hablo su idioma. Pero dile que pienso que es muy guapo. Yo dudo, pero traduzco y te lo digo. Ella se queda de pie, esperando tu reacción. Sonríe y se va. Tu te quedas un poco sorprendido. No dices nada. Pero de repente, antes de que el autobús vuelva a arrancar, le dice al conductor “Wait!”. Murmuras algo como “what da hell” y pasas por encima mío (estabas en el lado de la ventana) para bajarte rápidamente del bus detrás de la chica. 

Yo me he quedado en el autobús, como una idiota, claro. El autobús arranca y yo estoy aún flipando. Llego a mi parada, bajo y le cuento a mi hermana lo que ha pasado. Ella se ríe. ¿De mi o de ti? Le digo que tenemos que ir a buscarte porque no has estado nunca en mi pueblo y quizá vayas a perderte. Intento llamarte pero el móbil suena en mi bolso. Claro, siempre me dejas a mi tus cosas para que te las guarde. 

Dare vueltas por toda la ciudad buscándote. De alguna forma sabía que esto pasaría pero pensaba que esta vez me daría igual. Resulta que no. 

Al cabo de un rato, te encontraré, resultará que ya te sabías el camino de vuelta a mi casa. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: