archivo

Archivos Mensuales: mayo 2013

En la fiesta, a la que llego tarde y hace frio, hay dos niveles: una especie de mirador que te permite ver como la gente va entrando en el amfiteatro para la gala. Tengo que bajar para entrar por esa puerta, pero todavía me da palo, y creo que estoy esperando a alguien. Miro para abajo para ver si veo a alguien conocido. 

Una rubia de pelo corto levanta la vista. Me saluda. Lleva un vestido negro (LBD), y el pelo corto. Creo que lleva un cinturón rojo. Me dice que no sabía que estaria yo ahí, que como em va. No sé quién es pero le digo que a última hora me he decidido a venir. Y que como ha refrescado, que no es normal en esta época del año, y que si no tiene frio. Me dice que no, pero que ha dejado la chaqueta por ahí. 

“Voy entrando”, suelta, “nos vemos dentro después”. Le digo que si. 

La persona que esperaba acaba de llegar. Me pregunta con quién hablo. Le digo que nosé de que conozco a esa chica, que me suena, pero que se ha puesto a hablarme y será que nos conocemos. 

Pienso un segundo… 

Ah sí! Es Robyn. 

“The Girl and the robot” 

Anuncios

Llevo a mi gato rubio y blanco en brazos. Esta anocheciendo y noto que algo me roza los tobillos. Son dos colas de gato sin gato. Las colas flotan en el aire y se mueven. Intentan jugar con mi gato. Una es gris y la otra negra. Me dicen que las colas de gato siguen moviéndose durante un tiempo, como si tuvieran vida propia, después que las hayan separado del cuerpo. Actúan como si no se acordaran de que ya no forman parte de ningún gato. 

Hacia tiempo que intentaba verte. Había pasado ya mucho tiempo, casi empezaba a olvidarme y sabía que de alguna forma olvidarme podía significar no verte más. Pero hoy apareciste, te tomaste un café conmigo y con F. Compartiste una horas con nosotros. Venías con ella (que pelo tan largo!) y al final todo se complicó. Igualmente fue bonito vernos un rato. No envidio tu vida. Supongo no es cada dia así. 

A lo lejos hay un niño con un caballo de madera que se mueve como si fuera un tren. Lo comentamos.