Leaozinho

Hacia tiempo que intentaba verte. Había pasado ya mucho tiempo, casi empezaba a olvidarme y sabía que de alguna forma olvidarme podía significar no verte más. Pero hoy apareciste, te tomaste un café conmigo y con F. Compartiste una horas con nosotros. Venías con ella (que pelo tan largo!) y al final todo se complicó. Igualmente fue bonito vernos un rato. No envidio tu vida. Supongo no es cada dia así. 

A lo lejos hay un niño con un caballo de madera que se mueve como si fuera un tren. Lo comentamos. 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: