archivo

Archivos Mensuales: mayo 2015

Entra una chica en mi casa, tiene unos 30 años, pelo largo y marrón. Delgada. Estoy en casa (no es mi casa) con mi padre y mi abuelo.

Vemos que nos quiere robar y mi primer reflejo es tirar el mobil al suelo y esconderlo debajo de un mueble enorme con cajones.

Aviso como puedo a mi padre y a mi abuelo y les digo que esta chica nos quiere robar. Ella se da cuenta y se acerca a mí, salgo a la calle corriendo pero ella me sigue. Veo a mi padre y a mi abuelo que corren detrás pero parece que no le interesan ellos, sino yo. Tengo mucho miedo, me giro para hablar con ella, pero veo enseguida que es mala idea. No sé que hacer, no puedo correr más, y no consigo despistarla. Estoy a punto de caer.

Después de un rato corriendo nos acercamos a la autopista. Corro por el lado de la autopista y veo que hay un coche descapotable de color azul oscuro parado en un atasco. Mientras me acerco a él, le grito al conductor que voy a entrar, que me estoy escapando. (Pienso en el coche descapotable porque puedo saltar la puerta, y ganar tiempo. Que tontería, a la hora de la verdad abro la puerta en vez de saltarla). Escondo la cabeza para que la chica que me persigue no me vea. Pasa de largo. Le cuento al conductor que me esta persiguiendo, que intentaba robarnos y hacerme daño. Pienso en mi padre y mi abuelo, pero hace rato que ella los ha dejado atrás.

El conductor (un tio mulato de unos 45 años) me dice que va a la Barceloneta, que me puede dejar ahí. Le doy las gracias. Nos acercamos al mar, nunca había visto esa parte de la Barceloneta, parece Cadaqués. Aparca el coche en el parking exterior de un bar (el suelo es de arena) y entramos en el bar. Yo voy descalza (creo que he ido descalza todo el rato, pero me doy cuenta ahí). Me invita a tomar algo (no llevo nada de dinero encima) y asi tengo más tiempo para explicarle y darle las gracias otra vez. Me dice como se llama (ya lo he olvidado) y me explica que es técnico de sonido en el Almo2bar. Que mañana estará currando ahí en un concierto del Crepus y la Elsa. Le digo que soy muy amigo de Elsa. Nos veremos ahí.

Salgo del bar y mi madre me llama. ¿A qué mobil, si lo dejé en casa? Me doy cuenta de que en la chaqueta que llevo tengo el mobil de mi hermana asi que mi madre en realidad la está llamando a ella. Le digo que soy yo y le intento explicar todo lo ocurrido. No parece sorprenderse. Me dice que mi abuelo y mi padre estan ahí con ella y que algo le han contado. Que necesita hablar con mi hermana. Flipo. Cuelgo aliviada de que mi padre y mi abuelo esten bien. Me miro los pies. Sigo descalza. Vuelvo atrás porque quizá me he olvidado las llaves ahí.

En vez de el bar llego a tu casa. Vives con mucha gente (otros chicos) y creo que llevas un gorro de coyote (tipo Moonlight Kingdom) en la cabeza. Hay una pizarra con muchas anotaciones. Te cuento un poco que me ha pasado. Me das un abrazo muy largo. Noto cada músculo cada dedo, que me abraza. Nos quedamos un rato así, la gente sigue hablando.

Salgo de ahí y al dia siguiente te veo llegar en bici a tu trabajo, pero no vienes de tu casa. Un día tenía que pasar supongo.

Anuncios