archivo

Archivos Mensuales: noviembre 2018

Hay una fiesta en este edificio y hay una piscina cuadrada en el patio interior. Me meto dentro y hay mucha gente y sorprendentemente hay olas. Quizá sea por el viento. Veo a unos patos negros recién nacidos como se hunden debajo de una de estas olas y pienso que seguramente morirán ahogados. Me seco y me voy dentro. En la casa están Anna i Lluc, hacia mucho que no les veía. Llega tu amiga y me saluda con esta frase “Aquí està la nostra nena!”. Le saludo con un gesto frío con la cabeza al pasar por su lado. No quiero volver a salir porque pienso en los patos y en qué fuera hay gente que no quiero ver. Me quedo dentro, la cocina está llena de pasteles y mi tia ha traído una caja de porexpan llena de tarta helada de fresa y otra de limón. Los trozos se amontonan dentro de la caja en desorden. Me como uno, nadie lo notará. Minna me enseña su tripa, está a punto de parir. Cuando pienso que la fiesta ya debe haber terminado salgo fuera otra vez. Todavía queda gente. En la piscina veo a unos patos negros que ya han crecido y que nadan confiadamente y disfrutan con las olas.