2 pesadillas

En la primera mis padres se van con el coche nuevo a Italia, a ver a mi hermana y a mi nadie me ha avisado. Cuando me entero les digo que quiero ir con ellos, pero me argumentan que mejor que no. Porque van a cruzar dos fronteras y creen que una pareja de 60 años no es sospechosa pero el hecho de que detrás esté yo lo complica todo. No me lo puedo creer. A partir de ahí empieza una llorera que no termina.

 

Después estoy contigo en las bambalinas de un teatro. Hay otra gente y nos hemos encontrado por casualidad. Desesperadamente te pido que hablemos (de repente tengo que decirte algo muy importante) pero tu no pareces tener prisa por hablar. Pones excusas y me dices que otro rato  primero, y que quizá nunca después.  Estoy desesperada. Intento hacerte razonar, que em escuches pero es inútil. Empieza la segunda llorera, de impotencia y tristeza, que no termina.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: